Close

24 enero, 2024

Los futuros técnicos en el medio natural y de tiempo libre se forman en el CN Portitxol

Hay un día a la semana que es muy especial para los alumnos del segundo curso de la FP de Técnico en Guía en el Medio Natural y de Tiempo Libre del Colegio Santa Mónica. Y es que la decena de alumnos de este curso se citan todos los jueves en las instalaciones del Club Nàutic Portitxol (CNP) para dedicar toda la mañana a recibir clases de piragüismo, paddle surf y vela por parte de nuestro personal, dentro de la asignatura de actividades acuáticas. 

“Son seis horas de clases cada jueves y los alumnos las disfrutan muchísimo”, explica Martí Gelabert, profesor de Educación Física de este grado medio. “La profesionalidad, familiaridad, instalaciones y trato por parte del club son excelentes”, abunda.

“Esta colaboración es producto de un cambio de normativa en esta FP que entró en vigor el curso pasado y que introdujo las actividades náuticas. El Colegio Santa Mónica se puso en contacto con el club y nosotros nos pusimos a su disposición para facilitarles la formación en los módulos de vela y piragüismo. Es el segundo curso lectivo que les facilitamos esta formación», explica Rafa Ibancos, director deportivo y tutor de prácticas del CNP. 

De esta manera, los alumnos, de entre 16 y 20 años de edad, reciben formación en piragüismo de la mano de Omar Calzón, responsable de esta disciplina en el club, y en vela con Noé Calafat y Miguel Ángel Fiol. En piragüismo reciben protocolos de seguridad, técnica de navegación y remo y nociones de dinamización y guía de alumnos. En cuanto a vela, la formación que reciben corresponde a un nivel básico.

De nueve de la mañana a una del mediodía, los alumnos aprenden a navegar en raquero, para lo cual el club utiliza dos de estas embarcaciones para la navegación en grupos. “Técnicamente, aprenden a navegar, pero además de ello y de las imprescindibles normas de seguridad, también incorporan conocimientos sobre cómo trabajar con clientes a bordo”, añade Ibancos.

“Al terminar el ciclo formativo, muchos de estos alumnos se interesan en hacer en el portitxol las 400 horas de prácticas que exige su formación”, señala Ibancos, quien detalla que cada año, entre marzo y noviembre o diciembre, entre 4 y 6 alumnos de los centros IAS Bendinat, IES CTIB Princeps d’Espanya y Santa Mónica hacen sus prácticas aquí, realizando todo tipo de labores: guardia y custodia de niños, organización de regatas, mantenimiento náutico, tareas administrativas, atención al cliente,…”

“Es un destino de prácticas muy solicitado por los alumnos, porque la náutica tiene muchísimas salidas profesionales para los alumnos de este grado medio. El mar y las actividades náuticas son muy importantes en Mallorca. Junto al club, elegimos a los más capacitados y profesionales para exprimir las prácticas al máximo”, señala Gelabert.

“Para el CNP es un placer transmitir a estos jóvenes la pasión por la piragua y la vela, compartir nuestros conocimientos y colaborar en la formación de futuros profesionales, que mantengan viva la llama de la naútica y el amor al mar”, concluye Ibancos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =